RESUMEN HISTÓRICO DE LA SANTERIA

A finales del siglo XVI empezaron a llegar a Cuba negros provenientes del vasto continente africano, como consecuencia del comercio de esclavos.

Llegaron a América muchos negros africanos acompañados por sus respectivas religiones, como es el caso de la que hoy conocemos como "Santeria".

No fué solo a Cuba que estos infelices fueron a parar, gran cantidad de ellos también llegaron a Brazil y Haiti.

La represión a la que fueron sujetos y la incertidumbre de encontrarse en un mundo nuevo, no apagó la voluntad y inteligencia de los africanos.

Ellos se apegaron a sus costumbres y tradiciones, para poder sobrevivir a las mudanzas radicales a la que ellos fueron obligados.

Con ellos llegaron también sus divinidades, (que son las mismas que gobiernan el mundo desde su creación, solo que, transformadas por las ideologías de culturas diferentes).

La cultura que tuvo mayor dominio en el Caribe fue la Yoruba, talvez debido al dominio que esta ejercía en la parte occidental de África através de vastos imperios como o de Ifé, Oshogbo, Abeokutá, Dahomey, Oyó, Ibadan, Ogbomosho, Iwo y Ilorin que controlaban más de 80 poblaciones Yorubas, además de muchas otras naciones africanas, imponiendo su gran poderío económico, político e militar.

Entre tantos grupos diferentes de esclavos que llegaron al nuevo mundo, este grupo siempre se distinguió de los otros, no solo por su religión pero también por su número, que en realidad era muy grande, habiendo sido esclavizadas tribus Yoruba enteras.

Los Yorubas o Lukumises como mas adelante se les pasó a llamar, de entre todos los pueblos del SudSahara siempre se distinguieron por su inteligencia, arte y cultura.

La descubierta del supuesto nuevo mundo causó en Europa una gran conmoción y despertó una avareza desmedida, luchando por el dominio de tierras nuevas.
El interés residió mas que todo en el facto de ser tierras que acrecentarían beneficios económicos a los poderes europeus.

Esto condujo entre otras cosas, a una actividad mercantil fuerte onde se comercializaba básicamente cacao, café, algodón, y azúcar.

La procura de estos productos quedo tan alta que los colonos tuvieron la necesidad de traer para América, el esclavo, fuerza de trabalho que era usado en la península Ibérica, Egipto, Ásia menor,
Itália y Francia.
De este modo comenzaron a llegar al nuevo continente, grandes contingentes de esclavos negros para dedicarse al duro trabajo que el nativo local no conseguía soportar.

Se cree que los primeros esclavos llegaron a Cuba, Haiti, Española e Brazil provenientes de las naciones prójimas a la costa occidental del continente africano.

De este modo, llegaron a América numerosos grupos de Congos, Yorubas, Nagots, Ararás, Uolofs, Ashantis, Guassas, Malinkeses, Fons, Adjas, Baribas, Jekris, Haussas, Ijos, Mandingos, Kwas, Bambaras, Ibos, Efiks, etc.

Los Yorubas fueron los esclavos que mas contribuyeron en el nuevo mundo para mantener en toda su ortodoxia, las viejas convicciones de sus antepasados, al ellos establecerse em Cuba, Brazil y Haiti, lo que hoy conocemos por el nombre de "Santeria" en Cuba, "Candomblé" en Brasil y como "Voodo" en Haiti.
De estos tres lugares el que mantuvo la ortodoxia de estas convicciones por completo, fue Cuba y muy especialmente el municipio de "Matanzas" (Estado de Matanzas), por la razón que ahí, cuando ellos negociaban un esclavo, con él quedaba su mujer y hijos o sea, se les respetaba la
unión familiar. Por eso allí, fue donde los Yorubas mantuvieron por completo sus costumbres ancestrales.

Los santos que tomaron para identificarlos con los orishas eran los mas conocidos en la Iglesia en Cuba. (La Virgen Santísima en diferentes advocaciones es también identificada con un oricha como si fuese un santo mas. La identificación a menudo tiene que ver con las vestimentas o las razones por las que el santo o la Virgen es conocida. Así Santa Bárbara, vestida de rojo y con espada en las imágenes católicas, se identifica con el dios changó, guerrero a quien se le atribuye la fuerza).

En las plantaciones de azúcar de Cuba, los Yoruba pronto fueron llamados los "Lucumi", debido a su saludo "oluku mi", "mi amigo".
Cada vez que tenían oportunidad, en las noches cuando los jefes dormían, ellos practicaban los rituales de ellos para honrar a sus divinidades, y también para que estas iluminasen sus caminos para así obtener la protección de los Orichas en esa extraña tierra, que sería la casa de ellos a partir de ese momento;
Muchas veces ellos hicieron esto hasta con el consentimiento de los mismos capataces que los vigilaban, y ese es uno de los motivos por lo que nunca se perdieron muchos de los secretos religiosos que hoy en día, ya no existen en otras partes.

Esas prácticas después, fueron rotundamente condenadas por los colonizadores, siendo los esclavos víctimas de fuertes castigos que en algunas ocasiones los llevaron a la muerte.

Las leyes españolas, al mismo tiempo que permitían la esclavitud, trataban de atenuar esa injusticia concediendo a los esclavos algunos derechos, al menos en teoría.

Poco a poco ellos fueron siendo aceptados por los patrones mas comprensivos, hasta porque muchas veces y con mucho sigilo, ayudaban a esos mismos patrones a salir de problemas, y estos en agradecimiento les daban mejores tratos, e mejores condiciones.

Pero, en Matanzas-Cuba, parece que los tiempos modernos no mudaron en nada las viejas tradiciones; En este lugar hoy en dia, los seguidores de la vieja creencia Yoruba continúan practicando la religión de la misma forma que hace cuatro siglos atrás en "Nigéria." (Nigéria, es el país de donde proviene la creencia de la Santeria).

Esta influencia Yoruba en América dio a conocer divinidades como: Eleggwá, Obatalá, Orula, Algayú, Oggún, Oshosi, Shangó, Yegguá, Yemayá, Oshún, Oyá, Mejys, Ideú, Osayin, Asogwanó, Oricha okó, Nana Burukú, Obba Nani, Iyami Oshoronga, etc.; Todos ellos gobernados por la trilogía divina formada por Olodumaré, Olofi, e Olorún.

De acuerdo con la tradición oral yoruba, es conocido que el Universo, y la tierra en si, fueron criados por orden de esta trilogía, nombres estos emanados de la filosofía Yoruba que, si analizamos bien, simplemente son sinónimos del mismo y único Dios.

Además de eso fueron también los primeros que habitaron el planeta después de este ser criado.

En otra fase del proceso de transculturización, la práctica religiosa Yoruba fue llamada en Cuba, sarcásticamente de "Santería", como una burla a una religión que supuestamente era practicada por seres de una raza inferior.

Quiere decir, el termo Santería fue usado para minimizar una cultura religiosa que, a pesar de ser africana, tenia cierta semejanza con el Catolicismo, en el sentido que cree en la existencia de un único Dios creador y algunas divinidades u santos que lo acompañan en su acción creadora, siendo ellos que actúan directamente en los seres humanos, ayudándolos y guiándolos.

Esto nos lleva a pensar que todo viene del mismo origen, independientemente de la situación geográfica de los pueblos y de las características de sus culturas.
Esta terminología se ha mantenido a través del tiempo, siendo válida actualmente gracias a la costumbre del pueblo practicante de esta cultura africana.

Con esta denominación u nombre, es identificada una práctica religiosa ancestral que desde el principio sirvió para el hombre comunicarse con las fuerzas que dieron origen a las primeras civilizaciones, y que se mantienen latentes para ayudar el ser humano actualmente.

Las convicciones Yorubas son más antiguas que muchas de las convicciones que vienen del Judeo-Cristianismo, sus raíces son encontradas en las viejas convicciones de los "egípcios" y en la vieja "Mesopotamia."

Ya mismo desde esos tiempos distantes de los egípcios, los devotos de nuestra fé tienen encontrado un alivio a sus aflicciones en la tradición Yoruba que nosotros conocemos como Santería, en realidad se llama "Osha" y habitualmente en este lado del mundo es denominada "Regla de Ocha".

A pesar de la semejanza que nosotros previamente hemos mencionado, la Regla de Ocha, dentro de su profundidad, tiene una diferencia marcada con el Catolicismo.

En nuestra religión, o para los santeros, los santos son dioses (orichas) que deben adorarse.

Según la santería, la vida de cada persona está supervisada por un santo (oricha) que toma parte activa su vida diaria.

Nuestros Santos u Orichas africanos son más antiguos y les rendimos tributo de manera diferente a como adoran a los de la iglesia católica.

Las diferencias son que, para el Yoruba, su relación con los Orichas va mas allá que un concepto religioso, para nosotros la Ocha, es parte de nuestra vida diaria, y está relacionada con nuestra manera de vivir.